martes, marzo 20, 2007

20 de Marzo

Primero, otra buena palabra para reflexionar en base a lo que realmente significa:



La palabra "Misericordia" viene del latín misericordia formado de misereo (miserable -digno de piedad-) y cor (corazón). Esta palabra se refiere a la capacidad de sentir la desdicha de los demás.

***

Después de pasar varios días incomunicado (Asya escondió el cargador de mi teléfono celular) sumergido en una desenfrenada orgía de consumismo de la cual sólo saque en limpio unos pares de calcetines, unas películas de George Romero, algún kilo demás y un libro de baladas escocesas de origen celta mal traducidos por un par de entusiastas poetas argentinos, regreso al departamento que está hecho un asco. Como las tropas napoleónicas entrando a Moscú se me presentaba el panorama. Parecía que en pleno fulgor nacionalista los rushikis habían decidido no dejar nada de provecho en el área que le sirviera a ninguno de esa bola de maricones franceses, que todos sabemos, para lo único que sirven es para usar mallitas y comer canapés y decir mamadas que parezcan interesantes. Por desgracia, hay veces que a uno le toca ser el franchute entusiasta que espera que lo reciban de nalguitas con un acta de rendición en la mano y sólo encuentra latas de cerveza vacia y una caja de arena sucia de una gata que no controla sus esfínteres.

Leo varios libros y parece que mi capacidad mental, como mi estado anímico, van mejorando enormemente. Me siento como Bridget Jones cuando logra rebajar trescientos gramos (aunque sean de los zapatos) y se echa un buen “polvo” con el señor Darcy. El mundo es bueno. Aunque no rebaja ni conozca al señor Darcy. Diantres.

***

Leo, leo ¿qué leo? Todo al mismo tiempo, aunque usted no lo crea. Parece una buena racha. Me siento bien conmigo mismo.

El mago del norte. Hamman y el origen del irracionalismo moderno – Los peligros de la teología protestante y el pensamiento reaccionario, y según Berlin el origen del mal en los sistemas idealistas posteriores a Kant, pero también el primer grito de alarma contra lo que el llama sistemas monistas . Todo al mismo tiempo, según esto. Otra: el concepto romántico del artista. Nunca lo he soportado, la inspiración divina, el sufrimiento de artista, el hombre como artista sometido a fuerzas más allá de su entendimiento. Todo eso pone a la humanidad en planos distintos y crea cuestiones éticas al respecto que son un lastre todavía a estas alturas. A veces también Berlin se pone insoportable con su entusiasmo moderado y liberal por los nacionalismos. Frase del día, de la serie “joyas del pensamiento reaccionario aplicadas al individualismo liberal”: “(...Hamman hablaba...) como un moralista que comprendió que la ética se refiere a las relaciones entre personas reales, como un hombre al que hirió el enunciado de principios que reclamaban para si una objetividad falsamente científica (ojo: hablamos de la “newtonica” ilustración), no derivada de la experiencia individual o social; como un alemán humillado por un arrogante Occidente que se le antojaba espiritualmente ciego; como un humilde miembro de un orden social agonizante, pisoteado por el ritmo inhumano de la centralización política y cultural”.

La enfermedad mortal- La teología protestante hecha carne y sangre. Hay algo de divertido en leer a Kierkeegard sin pies de pagina, no creo que el Espíritu Santo baje y me cubra repentinamente de entendimiento en estos momentos. El problema con Kierkeegard es esta inevitable sensación de estar perdiendo el tiempo con su literatura. Pero se que no voy a hacer nada grande por la humanidad, así que me consuelo diciendo que si hay que entender de donde viene buena parte del pensamiento oscurantista y retrogrado del postmodernismo hay que leer a Kirk aunque se aun poco.

Carta de Pablo a Tito - ¿Más teología protestante? El problema con Pablo es que leyéndolo es muy fácil olvidar una figura anterior de cristo. Aquel de los evangelios sinópticos no es la mitad de poderoso y lejano. Después de varias epístolas Marcos se diluye un poco en la memoria. Cuando menos lo he asimilado como proceso consciente. Talvez cuando termine todo el Nuevo Testamento vuelva a releer a Marcos o a Mateo, para clarificarme el asunto.

El poder y la gloria – Teología católica enfrentada a la moral protestante en un mismo individuo, el sacerdote, en este caso, que no deja de pensar como pietista. Graham Greene siempre se debate entre los mismos puntos: lo correcto, lo necesario, la sensualidad, el amor, el pietismo, la autoflagelación, el equilibrio de todas esas fuerzas con la vida real/social allá afuera, La Naturaleza del mal. Creo que aun es demasiado complicado como para intentar resumírmelo mentalmente.

La verdad son lecturas caóticas, el hilo conductor es falso, me quiero engañar. Hamman era luterano y no cree en el determinismo (caundo quieras vas y te das un tiro), participas en el drama de la historia o te marchas y pereces, pero al mismo tiempo no somos libres para ser lo que deseamos totalmente, pues somos creados para ser lo que somos. ¿Eso lo toma Kirk de Hamman o de otros teólogos protestantes (obviamente no. calvinistas)? Soy un historicista de mierda, ese es el problema, por eso me gusta Berlin, por eso hasta simpatizo con Hamman que intentaba descubrir de algún modo las motivaciones o de donde salían las ideas de los antepasados y la Biblia y todo eso. No, definitivamente no me voy a poner a leer a Teodoro de Beza o a Zwinglio o a Bruno Bauer. Tengo que concentrarme. Tengo que escribir... pero luego está la moral. La moral. Es por eso que debo escribir. Creo que todo debe ir por ahí. Cuando menos imprimirle un sentido a las cosas, cuando menos una visiòn critica saludable que nos rescate. ¡Eso! Debo comer algo. No he comido en todo el día y ya son las cuatro de la tarde. La cocina está hecha un asco, que flojera.

1 comentario:

Carlos dijo...

oh god. historicism.