miércoles, abril 11, 2007

11 de abril

El otro día vino ARL, un muchacho joven poeta de Ciudad Juárez. Uso los calificativos usuales del protocolo sin preguntarme que significan, sin hablar mal de ellos (los calificativos). Es un tipo muy divertido y me cayó muy bien. Divertido, interesante, etcetera. Me lo presentó SL. Fuimos a uno de esos bares supuestamente high concept de la condesa. No profundizare en lo que la gente de ahí considera de buen gusto, no hablare mal de eso, de sus pretensiones, de lo que consideran mal-gusto-pero-buena-onda-osea-buen-gusto.
Y bueno, hablaban de literatura. No, no todo el tiempo. Si hubiera sido todo el tiempo no me la hubiera pasado tan bien como entonces. Y de todo lo que hablaban yo no he leído. Yo no he leído LA novela de Fadanelli (Lodo, o algo así), yo no he leído a Fernando Vallejo (aunque las razones para no hacerlo que dio SL me convencieron), y ni hablar de la poesía. Y ni hablar de los escritores jóvenes mexicanos (protocolo). Me sentía como en esa canción de los Teen Tops:

Todos hablando de hombres ilustres,
y de Elvis Presley nadie habla jamás

Y yo me preguntaba si debía sentirme mal o si debía llevar la conversación sobre literatura otro lado. Pero supongo que ninguna de las dos cosas era la idea. Me pongo a pensar si estoy desconectado de las tendencias. Me confirmo que si. No me preocupa, al contrario, mi pensamiento gira en cómo sacarle provecho. Hoy Leí a Keats, Luego a Cernuda, luego a Chejov y luego vi los Simpson y una peli de Will Ferrel. Soy algo nuevo y algo viejo. Puro e idiota al mismo tiempo Lo sé. Puedo hacerlo. Pienso en Richard Ford y en Jan Neruda. Puedo hacerlo.

**

Mi cumpleaños fue bonito. Bicho me regaló par de botas que ya me hacían falta desde hace tiempo, el día anterior lo pasé jugando ajedrez y perdiendo como un guerrero poeta. Al día siguiente fui a la feria y me hice amigo de todos los perros callejeros que encontraba en mi camino. Les tomamos fotografías, los acariciamos y nos llenamos las manos de pulgas felices. Las pulgas felices existen, y viven en los perros felices que nos persiguen por las calles. SL me regaló un libro que me interesaba leer hace tiempo de Poppy Z. Brite, “algo tierno, primaveral” dijo. Descuartizamientos.

**

Además, conozco al enemigo que me atañe. Es ideológico, pero está en todas las formas del arte sin que los que las crean lo sepan realmente.

**

Después de lo de la condesa terminamos en el bar de los africanos enfrente del depto de Daniel y hablé con Silvia del nuevo testamento y de cómo me gusta la versión Reina y Valera. Hay que ver como se deforman las cosas.

**

Si, estoy bien. Me siento optimista, un poco autista y deprimido cuando a tardece y los pájaros cantan en esa hora engañosa que se confunde con las primeras del día. Pero no hay razón aparente. Pienso muchas cosas, pienso todo el día aunque quiera dejar de hacerlo. Nada de mi vida, emocional o lo que sea. Pienso en versos y en párrafos. Me hago feliz.

6 comentarios:

P0ko dijo...

bicho!! bicho!! te acuerdas como bautizaste al perro negro?? Otelo!!! y luego le diste consejos sobre como ser un buen muchacho al mata-gatos. Ay, que bonito eres. Y el árbol de dulce y los juegos y los colores y las luces... y nuestras chelas grrr.
Que bueno que nos la pasamos bonito, ¿jugamos ajedrez?. Ah, yo tenía por ahí un librito con cuentos de Poppy Z. Brite... sacado acá por los goliardos, blaaaaaaa.
Te quiero =D

Beu Ribe dijo...

Los pájaros, los pájaros.
Son lindos, ¿no?. Aveces me pregunto si ellos tendrán conciencia de la hora en la que trinan.

Como sea, un besote.

Espero te comuniques pronto.

P0ko dijo...

Puro e idiota, no había reparado en eso. Ni en la canción de los teen tops: presumida... no?

Nos vemos presumida no te puedo aguntar.... y ya, no me la sé, pero recordé lo que pusiste por lo de Elvis Presley.

mmm eso de ir desconectado de las tendencias... ¿te conté lo de Alfonso Reyes y mi compañero de letras?

bueno, ya dejo tu blog en paz, es solo que tener esto acá me pone a querer contestarte.

sisisi, bueno luego hablamos... oshe, traete unas pelis no? por cierto, bueno ya.

Te quiero ^^... aunque aveces me caes re-mal :P

P0ko dijo...

Los pájaros, los pájaros... =)
Mi abuelita decía que trinaban a esas horas porque era la hora en que rezaban (sea de muy temprano, cuando se despiertan o en la tarde, antes de tomarse su tacita de café con leche):

así rezan los pájaros
y se van a dormir.

Beu Ribe dijo...

Esa es una historia muy bonita, muy muy bonita, en verdad.

=)

P0ko dijo...

si, supongo que si. Bueno, no supongo, sé que es bonita, así como todas las historias de las abuelitas y sus tés... incluso las del ñor del costal, pero igual, creo que son lindas.