domingo, agosto 12, 2007

12 de agosto

La verdad me mata de flojera actualizar este blog. Tenía muchas cosas que decir, un mes en Chihuahua viviendo de cerveza y carne pero no me creció el cerebro como a Chesterton (sólo el vientre). Entre otras curiosas cosas que planeaba postear: Raúl Aníbal en la fiesta de celebración de un candidato panista electo. Hay de todo ahí, cosas curiosas es verdad.
Uno) todos saben quien es y quien no es del yunke (y dicen que el yunke no existe, hágame el favor).
Dos) hay un montón de homosexuales panistas... eso es como ser gay republicano. Animaban la fiesta y cantaban a Miranda. No se si me sorprenden mas ellos o los otros panistas que los aceptan cuando les conviene. Lo que se hace por un voto.
Tres) todos saben quien puso la lana y que la lana que recibió del ife el partido no alcanzó ni para las cervezas gratis que yo me tomé y que eso nunca lo van a decir en un informe de gastos.
Cuatro) había cantidad inmensa de buena gente haciendo malas tranzas, como en todo partido político.
Cinco) La felicidad de ellos, que no parece darse cuenta que hubo en 65% de abstencionismo y que se ganó sólo por tres mil votos (como en elección de escuelita secundaria).
Seis) El PANAL estableciendo una alianza con el PRI y traicionándolo a ultima hora (de ahí los tres mil votos).

En fin, que se supone que todo lo de arriba iba a ser una narración medianamente entretenida y amena, con muchas bromas sobre los gays azules (yo no discrimino, también ellos tienen derecho a odiarse a si mismos ¿por qué dejarle todo el trabajo a los heterosexuales de derecha?).

También iba a contar que por el terreno donde mi padre construye su casa hay un centro de salud mental, y con mi usual morbo por los esquizos le pedí que fuéramos a dar una vuelta. Y después cuando pasamos me puse muy triste: hay que ver como se parecen todos los putos psiquiatricos de este país. Me puso triste no eso, ni siquiera el recuerdo de mi mismo. Era algo como lo perdido y la necedad. La tonta necedad del hombre y de cómo me expuse mucho tiempo a cosas que realmente no necesitaba en lo absoluto, cosas que me destrozaron y casi aniquilaron mi capacidad de sentir amor o algo parecido. Pero las palabras simples nunca funcionan para transmitir esta clase de sentimientos. Como sea no quiero transmitirlos, porque ya no lo estoy sintiendo y como ya dije: me da flojera postear. Ademas, ayer vi una pelicula con Rock Hudson y Doris Day y soy muy feliz.

Supongo que lo anterior iba a ser una narración melancólica e intimista, con imágenes amarillas del atardecer y alguna visión de lo estérilmente cuidados que son los edificios y arbustos y bancas de los hospitales psiquiátricos.

Como sea, he ahí el blog. Que no funciona creo yo, si no posteo al instante lo que pasa y sucede. Verán, que en mi las emociones siempre se apagan, por eso las escribo al momento o si no ya no queda nada. Las imágenes y los olores expiran en doce horas, también la tristeza, el desencanto, la alegría o la admiración por cualquier cosa. En el fondo soy aburrido y frío como una piedra. A veces eso me trae problemas con las chicas, debo decir. En fin. Voy a ver guys & dolls con Brando y Sinatra. Im so gay.

2 comentarios:

Ernesto dijo...

Me cae que deberían hacerle auditoría al PAN de Chihuahua nomás para que salieran a relucir las cervezas que te tomaste.

Stillen Tränen dijo...

Si, eso de las emociones pasa. Por eso ya ni quiero postear cosas muy "acá" porque las vuelvo a leer y me siento imbécil. Como sea, bebo vino tinto y eso también ayuda apagar mis emociones, menos mal.