jueves, agosto 23, 2007

Jueves 23 de agosto

Lluvia, todo el pinche día y toda la noche. Lluvia hasta donde alcanzan las ganas de que llueva. Me tomo un café con Sergio Loo, otra beca que se va, me entero. Lluvia. Comenzaré a comprar cachitos de lotería, es más seguro. Le di formato al disco duro de mi computadora inútilmente, sigue teniendo problemas con el DNS y no se qué más. Leo dos libros que se contradicen el uno al otro, pero no en el fondo. La religiosidad como una relación interpersonal. A Buber le falla una visión histórica como a todos los pensadores continentales. Me dan ganas de leer a Berlin de nuevo. Se que no ando buscando nada, sólo esta acumulación inútil de datos como paliativos para la ansiedad. Dios es una discusión sin final. Lluvia por la ventana, por el piso. Reconecto la electricidad con el piso mojado. La cotidianidad huele feo en este lugar. Quisiera ser un ingles liberal con terror a la reacción. Elba Esther y Vazques Mota se pelean en el periódico, me imagino a Godzilla contra Mechagodzilla. Lluvia. El departamento es muy oscuro. La noche fue muy larga. No se muy bien que hacer con mis cosas. Quisiera no tener vida personal. Godzilla... en el fondo de todo soy incapaz de perder el sentido del humor. Ni mis personajes pueden ser serios. Eso está bien. La vida no es tan abrumante ni tan estéril. Lluvia y gatos y queso. Tal vez escriba un poema en quince minutos, pero todo me sale demasiado nihilista. Hay que dejarle un paraíso a los otros. "La muerte está justo detrás vuestro. Su guadaña centellea sobre vuestras cabezas", pero no es cierto. En realidad prefiero las pequeñas epifanías de Antonius Block. "Esta es mi mano y puedo moverla. Y yo voy a jugar ajedrez con el diablo". O, como bien dice el escudero (digno heredero del escudero más legendario): "por muchas vueltas que nos demos, siempre tendremos el trasero detrás". Jaja. Ah, lluvia. ¡Lluvia!

4 comentarios:

Carlos dijo...

grrrrr, los becarios al extranjero.

grr los becarios al extranjero.

Verbo Carne dijo...

Hola...

te invito a:

http://mojando.blogspot.com


blog erótico!

Beu Ribe dijo...

Quizá (como dice De Niro en Taxi Driver) la lluvia se lleve toda la escoria que pulula por las calles de cualquier ciudad.

Me gusta pensar eso mientras veo el viento golpeando por vez primera mi ventanita.

Amilcar dijo...

La lluvia es sòlo lluvia, Alexandra. Yo no pienso en esas cosas.