sábado, mayo 24, 2008

Amanecí con una hueva inmensa que amenaza con acabar conmigo siquiera antes de pisar la calle, una hueva de proporciones bíblicas. Siempre me gustó esa frase, “proporciones bíblicas”, aunque no estoy muy seguro de que significa. La escuché en Ghostbusters cuando era niño, la escena donde los cazafantasmas le explican al alcalde de New York lo que pasará sobre la ciudad a causa de las descontroladas energías ectoplasmicas que pululan el ambiente si no los deja actuar como es debido. “Una catástrofe de proporciones bíblicas, señor alcalde”. Desde entonces utilizó la frase cuando deseo exagerar algo. Como yo veía la Biblia latinoamericana de mi casa, esa de medio metro de altura con cantos dorados y una estampa de la Virgen de Guadalupe en la portada, a mi me parecía que las proporciones bíblicas deberían ser enormes. Proporciones épicas, pensaba yo, aunque tampoco tenía mucha idea de lo que eso significaba. Ahora supongo que el doctor Egon Spengler se referiría a las plagas de Egipto, o a la destrucción de Sodoma y Gomorra, algo que muchas personas piensan que debe pasarle de todas maneras a Nueva York, la gran ramera color manzana. En fin, está hueva en todo caso, sólo se equipararía a la que sintió Dios al séptimo día y mejor en lugar de seguirle se echó a tirar barra, bien agustín, debajo de un arbolito recién creado (hay quien dice que ahí es cuando aprovechó la creación para torcerse).
Pero ni Pedro, dijo Pablo. Lo mejor será despabilarse y meternos a bañar. Un nuevo día nos espera, ya lo dice Salomón en la King James, capitulo 26.

13: The slothful man saith, There is a lion in the way; a lion is in the streets.
14: As the door turneth upon his hinges, so doth the slothful upon his bed.
15: The slothful hideth his hand in his bosom; it grieveth him to bring it again to his mouth.
16: The sluggard is wiser in his own conceit than seven men that can render a reason..


Eso de que el perezoso ve leones en la calle para no salir de su casa es toda la onda. ¿Quien nunca se ha sentido así? En fin, buenos días, señor sol.

1 comentario:

Akira dijo...

Kak vas zavut?
Do svidanija