martes, mayo 20, 2008

Dicen que la intención es lo que cuenta, pero dicen muchas cosas todo el tiempo. Dicen también que todo se cura con paracetamol y no por eso les creo. Pero está bien, aquí estamos de nuevo, y después de lo de abajo, escrito con los ojos lagañosos del que se levanta con la boca pastosa y con la aprensión propia de quien amanece con sinusitis existencial (dicese de cuando la existencia se te atora en la cara creando una espesa capa de moco entre tu cerebro y tus sentidos exteriores) supongo que más vale escribir algo más extenso, más decente y menos misterioso. Algo que demuestre a mis pobres padres que estoy vivo y bien, o que no me genere reclamos más tarde de gente que es incapaz de tenerse la boca callada si yo me hecho un pedo. Para colmo en el quizz de facebook salió que de los filosofos franceses yo era Sartre. Carajo, me dije, pero si yo aun tengo sentido del humor. Pero pudo haber sido peor. Pude haber salido Braudillard.


En fin, un rato de mal humor todos lo pasamos, y sobre todo al levantarse So, this is.

Leo a Jhon Cheever, falconer. Y siempre es muy fresco descubrir que el viejo marica era tan bueno que su estilo sobrevivió a su asquerosa traducción españoleta. Últimamente, desde que tengo Internet, es decir, no leo mucho fuera de la pantalla. Y eso está mal. Ayer estaba aquí pegado como zombie, dándole refresh a la pagina del universal para ver si aparecían nuevas noticias y me dije. Un momento ¿what's fucking wrong with me ? así que ya, cojo un libro y me pongo a leer. Y leí bastante bien, hasta que la escena de la masacre de gatos (hay una escena, con una masacre de gatos en la prisión de falconer) hizo que se me revolviera el estomago. Pero seguí y ya estoy a la mitad. Y está bien, es casi mágico. En cuanto leo algo bueno me dan ganas de escribir también.

Peeeeeeeeeero. Todo eso es muy egoísta de mi parte, así que dejémoslo de lado y mejor les cuento de mis discos. JAJa, nocierto!!! Otro día que le compre pilas a la camara y todas esas mamadas.

Los quiero mucho a todos, putos. ¿ven? Gracias Victor. Ya estoy de mejor humor. Yo sólo trato de estar bien.


Los rebeldes - Cerveza, chicas y rockabilly (a lo mejor fueron los rebeldes, no puede fallar)

Ayer por la mañana, nena, fui a ver a mi doctor,
especialista en tratamiento de adictos al rock and roll,
cuando abrió la puerta el tipo me alucinó.

Me miró de arriba a abajo, examinó mi corazón,

sin pensarlo mucho esto me recomendó:

Cerveza, chicas y rockabilly, nada más.
Cerveza, chicas y rockabilly, es lo ideal.
Esta es la receta, muchacho, que te va a curar.



No hay comentarios.: