domingo, octubre 11, 2009

Y mientras el rey de Samoa, gracias al poder divino que se le ha conferido, decreta la extinción de LyF, en el campo siguen matando gente por las broncas aquellas con la CFE. ¿La CFE? ¿Gobernación? ¿El Ejercito? A nadie le importa. Ya pasamos al mundial.

Ciudad Juárez, Chih., 10 de octubre. Paz Rodríguez Ortiz, conocido defensor de los derechos humanos, es el hombre asesinado el viernes pasado frente a su esposa en el municipio de Nuevo Casas Grandes (al noroeste de Chihuahua), confirmó la Subprocuraduría de Justicia estatal.

Según la dependencia, sujetos armados con fusiles AR-15 acribillaron a Rodríguez Ortiz, de 66 años, cuando circulaba en un vehículo de su propiedad por la calle 2 de Abril del centro de la ciudad, aproximadamente a una cuadra de la presidencia municipal.

Testigos relataron que “al oír los balazos decenas de personas se tiraron al piso y la situación generó pánico entre los transeúntes; mientras Alicia Saláiz –esposa de Rodríguez Ortiz– gritaba con dolor y rabia que sabía quién mató a su marido e imploraba a los policías llegados a la escena del crimen que persiguieran a los asesinos, pero no le hicieron caso”.

Medios locales afirmaron que el atentado se perpetró a las 18:30 horas, y luego de que policías municipales atendieran el llamado de alerta se acordonó el área donde agentes ministeriales iniciaron las pesquisas e identificaron a la víctima, cuyo cuerpo yacía junto a un establecimiento comercial y presentaba múltiples heridas de bala en la cabeza.

Rodríguez Ortiz y su esposa estaban amenazados de muerte. El 31 de diciembre de 2008, sujetos armados dispararon contra su casa, que también es sede de la Asociación Civil de Derechos Humanos de Nuevo Casas Grandes; pero desde fines de 2008 disminuyeron sus actividades tras el asesinato de uno de sus hijos y el asedio de que eran víctimas.

El hijo de los defensores humanitarios tenía 36 años, era empleado de una empresa llantera del municipio y fue abatido a tiros en la capital chihuahuense en octubre de 2008, luego de llegar un día antes para comprar un automóvil.

Dos meses después, tras el ataque a balazos contra la sede de la agrupación y residencia familiar ubicada en el céntrico Callejón Chihuahua de Nuevo Casas Grandes, la propia Alicia Saláiz presentó denuncia ante la Subprocuraduría de Justicia estatal, pero el hecho no fue investigado, según las versiones recabadas hoy.

Saláiz y su marido fundaron la defensoría humanitaria 18 años atrás y adquirieron presencia en la zona noroeste del estado, en municipios como Casas Grandes, Nuevo Casas Grandes, Ascensión, Janos y el fronterizo poblado de Palomas –además de Ciudad Juárez– por intervenir ante las decenas de levantones y desapariciones perpetrados en 2008.

Ambos también denunciaron las detenciones ilegales efectuadas por corporaciones de seguridad oficiales y orientaron a los familiares de las víctimas a solicitar información a la Secretaría de la Defensa Nacional y la Procuraduría General de la República.

Asimismo intervinieron en las protestas y denuncias iniciadas tras el asesinato del líder campesino Armando Villarreal Martha y la detención de Carlos Chávez, presidente y miembro de la Organización Agrodinámica Nacional, perpetrados el 14 de marzo y el 4 de abril de 2008, respectivamente.

Villarreal Martha cobró notoriedad por su participación al frente de productores y campesinos que mantienen su lucha contra los excesos en el cobro de tarifas del servicio eléctrico, y fue ultimado en Nuevo Casas Grandes por un comando que lo ametralló afuera de su domicilio frente a uno de sus hijos, quien resultó ileso.

A su vez, Carlos Chávez, también originario de Nuevo Casas Grandes y activista del Comité Promejoramiento del Agro, fue detenido por la policía de Chihuahua luego de participar en la reconección de pozos agrícolas luego de los cortes del suministro resueltos por la Comisión Federal de Electricidad, cuando los afectados iniciaron una huelga de pagos.

2 comentarios:

Ernesto dijo...

Puse este post como respuesta a una pregunta en Yahoo Respuestas

Ernesto dijo...

ah chingá ese no era el enlace , es éste