martes, febrero 08, 2011

Dìas de 2001



dos de la tarde
una vejuca aprende a enamorarse del tendero de la esquina
a cinco cuadras de la casa es abatido el policía
el hielo de una estrella pende en las ventanas

el presidente anuncia que vamos adelante
y un capo sin importancia escapa de un viejo reclusorio

Erinia que llegado el dìa

vendrá con sus dientes a buscarnos

lejos, en algun lado, tu asistes a la escuela
un mundo de mejillas ardientes pantalones grises

el sol busca su camino de ortigas
sobre presidentes y tenderos

aun no te conozco
pero adivino tu nombre