martes, mayo 17, 2011

No digan que no lo advertimos hace tiempo. Sobre ejecuciones y Narcotrafico.

Este post fue escrito hace seis años para una versión antigua del blog. Trata sobre el incremento de la violencia en Chihuahua y el papel que la sociedad y los medios de comunicación estaban desempeñando en el momento. Las situaciones de violencia que describe eran poco comunes en la época y respondían a un momento histórico especifico en el crimen organizado. Es probable que si se hubiera actuado con mayor responsabilidad se podrían haber detenido en el momento. Hoy son situaciones que se repiten todos los días en escalas que ya ni siquiera podemos medir. Temo que sea demasiado tarde para el estado de Chihuahua y para el país.


Violencia de violencias, y todo es violencia.

La ciudad se está cayendo a pedazos. Muerte, muerte en todos lados con un poco de humor negro.
El reacomodo de las mafias y carteles en Chihuahua, así como las operaciones conjuntas de la DEA el ejercito y la PGR en el estado han puesto nerviosos a todos los capos. En menos de cuatro días a habido diez ejecutados por motivos del narcotráfico. Chihuahua, Ciudad Juárez, y una intrigante conexión con las matanzas en Nuevo Laredo Tamaulipas.
Hace apenas tres días un comando armado entró a las instalaciones de un hospital del centro de la ciudad. Mataron un herido y a sus guardias. No hubo modo alguno de detenerlos ni identificarlos, las cámaras de seguridad habían sido bloqueadas horas antes. En Nuevo Laredo, el mismo día, fue ejecutado el jefe de policía municipal, a solo seis horas de haber sido nombrado para el cargo.
Las matanzas entre narcotraficantes y a agentes federales, municipales y estatales, están rebasando ampliamente a las autoridades. A la razón de un ejecutado diario estamos viviendo en este momento en Chihuahua y se siente una extraña desesperación detrás de todos estos crímenes por parte de los sicarios y narcotraficantes. Una vida por otra.

Estoy harto, y no se como tomar las cosas. Ayer en la redacción del El Peso, una publicación vespertina en Chihuahua propiedad del Diario de Chihuahua escuché esta platica entre la jefa editorial y la encargada de publicidad.
-Oiga, Lupe ¿qué le parece si ponemos este cintillo de publicidad en la primera plana?
-¿Pus' que estas loca, Zayra? ¿Y luego donde pongo mis muertitos?
-Pero es que es publicidad...
-Si, pero mis muertitos venden más Zayra.
Fue divertido, debo admitirlo. Hoy por la mañana mientras iba a desayunar a un restaurante medianamente famoso con mi madre le dije, sabes qué madre, mejor vamos a los tacos de perracoa. No, no – me respondió- tengo ganas de un pozolito de allí. Bueno madre, pero qué conste que si ejecutan a alguien mientras estamos comiendo voy a decir: te lo dije.
Intento tomar las cosas con humor, pero está difícil. Me siento muy rodeado de muerte en este momento, y ni siquiera muerte natural, si no una horrible, planeada, llena de tortura. Hombres con las manos amputadas, torturados con electrochoques en los genitales, ahogados vivos en tambos de cemento, “corbatas” al más puro estilo colombiano (cuando a un hombre le abren la garganta y le sacan la lengua por la abertura), y el peor de todos, las ráfagas de cuerno de chivo que no solo acaban con el enemigo si no con todo lo que se encuentre cerca. Ese es el pan de cada día en estos momentos en Chihuahua.

Mientras tanto El Heraldo de Chihuahua polariza la atención.
El encabezado de hoy: Detienen a satanicos en sus macabros ritos.
La fotografía de portada: tres mocoso black metaleros de 18 años en los separos.
Su crimen: eran okupas y tenian posters de Iron Maiden.
Ya estoy esperando las dos semanas de especiales del periódico sobre subcultura “dark” y “black metal” y Aleister Crowley, las opiniones de pastores metodistas y entrevistas con diputados locales “hay que hacer algo contra el satanismo”.
Coño. Esto esta muy mal, muy mal.

posted by Amilcar @ 2:22 PM

No hay comentarios.: