lunes, noviembre 07, 2011

La soledad es un vuelo de pájaros nocturnos;

Gaviotas negras, como manchas

En el biombo del ocaso.

La soledad es un don intransigente;

Liberación de ecos oscuros

En las horas pasajeras

-Las malas horas-

Sin concordia ni consuelo.


Y No sabes, no sabes,

No puedes saber,

Este sueño aire;

Este deseo recordado;

Este reclamo en los labios:

Afán vuelto polvo con las hojas muertas.


La soledad es un témpano

Erguido de furia

Contra los cuerpos,

Espada de aristas incontables

Pendiendo entre nosotros.




(8/31/2006)