jueves, agosto 23, 2012



Humildad





No te conocía
teníamos amigos en común
alguna que otra historia compartida
amigos tuyos que ahora son mis enemigos

No deja de sorprenderme tu muerte
a una edad tan joven y de una enfermedad absurda
un rayo doloroso que atraviesa el mundo
y deja una canción y una huérfana
como por accidente

La muerte en lo que tiene de común
hermana a los hombres y nos hace sentir
ternura hasta por la más pequeña y triste de las cosas
por eso Jesús al morir nos perdonaba
pero es verdad que también nosotros perdonamos a él
toda la antigua cólera divina

Espero que al partir
a pesar de la angustia negra que venía a asaltarte en las mañanas
en la duermevela de quien sabe su destino truncado
hayas dedicado un pensamiento generoso a los hombres
pensamiento en el que me incluyo
no con nombre y apellido
sino sólo en aquella abstracción general de la ternura
en la humildad de la muerte de los dioses

Quiero creer que fue así
quiero creer que es importante

1 comentario:

El Indio Cacama dijo...

esto me recordó un tema que quiero abordar en el blog