martes, diciembre 12, 2017

Esto es ridículo, anticlimático, yo quería incendiar el mundo

Mirar fotografías en donde apareces con otras personas
y mirar como esas otras personas te miran
y ver admiración o cariño
o por lo menos confort o un gesto
una mano que sostiene una botella que tú también sostienes
y ver cómo ese dedo de la otra persona se adelanta
para tocarte


Comprender una cosa secreta que en la vida real no entiendes
sumergido en la marea del alcohol y las drogas
y sobre todo la velocidad de simplemente
respirar y habitar un mundo que se mueve


Comprender detenido el tiempo
cómo se congela esa mirada
cómo cierran los ojos cuando te abrazan
cómo parece que lo cabellos cantaran
canciones muy antiguas de cuna


Y horroriza un poco pensar que así vamos por el mundo
dejando huellas sobre las personas
mientras intentamos no caernos
porque el barco se zarandea y se hunde
y sólo podemos pensar en dónde pondremos nuestros pies
al siguiente paso


Una mirada deberíamos tener una mirada diferente
que se alzara desde nuestra propia mirada
una fotografía constante de las cosas que van pasando
detenidas y fluyendo al mismo tiempo
detenidas en su detalle insignificante
en todo aquello que revela información
del pequeño corazón negro de las personas
que tocamos con un fuego egoista
que tampoco comprendemos


Una mirada y un oído
para escuchar la voz quebrada de quienes prometen amarnos mientras cada vez más nos hundimos
en una sombra que ciega


No hay comentarios.: