jueves, junio 28, 2012


Un epígrafe de Raymond Carver
Míralo ahí sentado
bebe té
una taza tras otra
incapaz de librarse de su vida
sus hijos
esposas

Quiere contarnos de aquella vez
que bebió diez cajas de cerveza
con Jack el del aserradero
un buen tipo
que al final murió de cáncer
como tantos otros

Pero hay una luz que le persigue
al final de cada tarde
detrás del lago   la montaña
una luz que se inmiscuye
en los finos resquicios de su canto

Míralo ahí sentado
bebe té
una taza tras otra
incapaz de librarse de su vida

No hay comentarios.: