lunes, julio 16, 2012

La gente utiliza palabras a diestra y siniestra, les agregan valores, y casi todo el tiempo sin detenerse a pensar en lo que significan. Es culpa, por supuesto, de la gente que lo hace, pero también de los "periodistas" y los "intelectuales". La palabra demagogia, por ejemplo, la utiliza hoy en día cualquier hijo de vecina para describir a cualquier politicucho. Qué tiene de malo la demagogia, podría preguntársele. Jesucristo era un demagogo, Buda, Mahoma, Washington, Hidalgo. ¿Sigue usted su opinión o la de Aristóteles, un griego muerto hace 2300 años que no creía en la democracia? O Peor aun, la opinión de Carlos Loret de Mola. Y democracia ¿es necesariamente una buena palabra? En la polis griega hubo democracia, y esclavos, que entonces iban tan de la mano como democracia y capitalismo hoy en día. ¿Es necesario que esos dos conceptos sigan juntos, en realidad, o es una construcción reciente, de opinión? Populismo, otra de las palabras favoritas de los "analistas" políticos, es la que, debo reconocer, me parece más incomprensible en su utilización. La constitución de los Estados Unidos es populista, pues hace emanar su poder del pueblo. Rousseau también era populista, Roosevelt lo admitía abiertamente. ¿O acaso la soberanía de un territorio depende de sus empresas privadas o de su clase política? Liberalismo, esa también es buena. Basta hacer un pequeño esfuerzo para darse cuenta que la gente lo utiliza en un sentido erróneo. Reciente candidato a la presidencia ofrecía privatizar todas las esferas del estado y llamaba a su partido el único auténticamente liberal. Sin embargo yo no veo que tienen que ver los principios republicanos con la privatización. Al contrario, también me parece que el despotismo puede surgir de la empresa privada y que, con un gobierno comprometido, la división de poderes tan querida de los verdaderos liberales es más fácil que desaparezca en un maremágnum de intrigas e intereses económicos. Además, con tantos monopolios en este país ya hasta duda uno que exista la propiedad privada.

1 comentario:

El Indio Cacama dijo...

la mayoría de la gente (es decir la que con trabajos logra una instrucción mayor a la escuela primaria) no ve nada malo en la palabra "populista", les suena a "popular", "popularidad" que esta muy bien ¿no?