viernes, abril 27, 2007

Las estrellas tienen hambre
Y comen para saciarse
Las frutas que habitaron nuestros ojos
En las primaveras de la infancia.

Las estrellas llegan
Impactándose contra la lluvia
De nuestros cuerpos.

Sal y arena como fuegos artificiales
Sobre la fragilidad de nuestros cuerpos.
.
Nuestra fragilidad es nuestra vida,
Tejida con llantos y pequeñas risas;
Con cosas sencillas,
Juguetes, amores, muertes queridas;
Fragmentos
De un espejo que esconde
Más cosas que imágenes
Y nostalgias doloridas.

Imaginamos que son flores
Para salvar distancias tan absurdas
Que oprimen el pecho y ensordecen
En un palpitar de miedo
Nuestras sienes recogidas,
Para regalarnos luminarias
En plazas y huertos
Los domingos por la tarde.

Las estrellas tienen hambre
Y los viejos en los parques

Les arrojan mendrugos de pan.

Acompañan con bebida de suspiros

Que mana de las fuentes.

Picotean aquí y allá
Y destilan la plata
Que tiñe la cabeza de los hombres.

*

Cuando yo muera, corazón,

Sabrás que mi vientre
Es un naciente nido de flores y palomas.
Fragmentos
Que llueven para siempre
En la memoria de tu cuerpo.

2 comentarios:

Royal Majesty Queque dijo...

Pensar es limitarse a un pensamiento, que, como una estrella, queda una vez en el cielo del mundo.

H.

***

Poke Here

***

J.T.A.

P0ko dijo...

No me malinterpretes, este poema es bellísimo, también me gustó mucho, solo que hay algunas palabras que no me suenan muy bien, igual estoy de neurótica por lírica, ya sabes, me conoces bien.

... y bueno... U_U

que más te digo??

me estoy cansando, es todo. Hoy no tengo mucho ánimo sabes?

U_U si, bueno, tus fans te lo agradecen.